En 2004, la FDA pidió a los fabricantes que añadieran un recuadro de advertencia al etiquetado de todos los medicamentos antidepresivos. Este etiquetado advierte sobre el aumento del riesgo de pensamientos suicidas o comportamiento suicida en niños y adolescentes que toman antidepresivos durante el tratamiento inicial y con el aumento de la dosis. En 2007, la FDA solicitó que se ampliara la advertencia para incluir a los adultos jóvenes hasta los 24 años.
De los aproximadamente 30 neurotransmisores que han sido identificados, los investigadores han descubierto asociaciones entre la depresión clínica y la función de tres importantes neuroquímicos. Estas sustancias son serotonina, norepinefrina (o noradrenalina) y dopamina. Los antidepresivos influyen en el balance general de estos tres neurotransmisores dentro de las estructuras del cerebro que regulan la emoción, las reacciones al estrés (o tensión) y las unidades físicas del sueño, el apetito y la sexualidad.
En lugar de parecer decaído o triste, los hombres que están deprimidos a menudo muestran signos de irritabilidad o ira descontrolada. Los pensamientos negativos son un aspecto común en la depresión. Los hombres se sentirán más irritables por culpa de tener pensamientos negativos de forma constante e incluso a causa de esta falta de control pueden mostrar agresividad hacia ellos mismos o hacia los demás.
Así, por ejemplo, ante un alto riesgo de sufrir depresión en el próximo año, se plantea reducir el riesgo realizando ejercicio físico (en el caso de personas sedentarias), consiguiendo un sueño más reparador (si dormimos mal), mejorando nuestras relaciones sociales, (si percibimos un apoyo social o familiar bajo) evitando algunos tóxicos, (alcohol, cannabis) o tratando adecuadamente algún problema físico (artritis, bronquitis crónica).
Cómo pueden causar depresión: La manipulación de los niveles hormonales en el organismo puede causar una serie de problemas, en particular, debido a que los medicamentos se relacionan  con el sistema nervioso central. En estudios realizados se demostró que se asocian significativamente los cambios en los niveles hormonales con la aparición de síntomas de la depresión.
Estos medicamentos pueden causar algunos efectos secundarios menores que, en general, no duran mucho tiempo. Por ejemplo: dolor de cabeza, náuseas, problemas para dormir, inquietud y problemas sexuales. Infórmele al médico si tiene cualquier efecto secundario. También debe informarle al médico si toma otras medicinas, vitaminas o suplementos herbarios.
El programa Narconon de rehabilitación de drogas y de alcohol tiene un enfoque integral y libre de drogas para manejar la depresión. Los que están en uno de los centros que el programa Narconon tiene ubicados por todo el mundo, tienen la oportunidad de ser guiados a través de la reparación de estas partes de la vida, con el resultado de que la depresión ya no les atrapa más en la adicción.
En general, la pobreza y el aislamiento social se asocian con un mayor riesgo de problemas de salud mental.61​ El maltrato infantil (físico, emocional, sexual o por negligencia) también se asocia con un mayor riesgo de desarrollar trastornos depresivos en el futuro.85​ Tal vínculo parece ser válido dado que es durante los años de desarrollo que el niño aprende cómo llegar a ser un ser social. El abuso del niño por parte del cuidador provoca un cambio en el desarrollo de la personalidad, creando un mayor riesgo de depresión y muchos otros estados mentales y emocionales debilitantes. Las perturbaciones en el ambiente familiar, tales como depresión de los padres (particularmente de la madre), conflictos maritales graves o el divorcio, el fallecimiento de uno de los padres y otras alteraciones en la crianza de los hijos, son factores de riesgo adicionales. En la edad adulta, los acontecimientos estresantes de la vida están estrechamente asociados con el inicio de episodios depresivos mayores.61​ En este contexto, los acontecimientos ligados al rechazo social parecen estar particularmente ligados a la depresión.86​ En este contexto, vida y eventos sociales como el rechazo aparecen como particularmente vinculados a la depresión.87​88​ La evidencia de que un primer episodio de depresión es muy probable que vaya precedido por acontecimientos vitales estresantes recurrentes concuerda con la hipótesis de que las personas pueden llegar a estar cada vez más sensibilizadas frente al estrés de la vida a causa de periodos de depresión recurrentes.89​90​

Esta efectividad se refiere a la depresión grave, a la ideación suicida y al trastorno por estrés postraumático. Y está basada en dos datos estadísticos asombrosos. La primera es la rapidez. El efecto de la ketamina empieza a notarse en cuestión de horas, cuando los antidepresivos tradicionales tardan semanas o meses. La segunda es la tasa de éxito. Que alcanza un brutal 60-70 por ciento con pacientes que ya no responden (o nunca han respondido) a ningún otro tratamiento. La transitoriedad, no obstante, es una pega. El efecto de la ketamina se desvanece en unos pocos días o semanas, y esto significa que los pacientes necesitan nuevas dosis para mantener la enfermedad a raya.

Busca grupos de ayuda. Muchas organizaciones, como la National Alliance on Mental Illness (Alianza Nacional sobre Enfermedades Mentales, NAMI) y la Depression and Bipolar Support Alliance (Alianza de Apoyo a Personas con Depresión y Trastorno Bipolar), ofrecen educación, grupos de apoyo, asesoramiento psicológico y otros recursos para ayudar con la depresión. Los programas de asistencia a empleados y los grupos religiosos también pueden ofrecer ayuda para problemas relacionados con la salud mental.
La guía de la Asociación Estadounidense de Psiquiatría recomienda que el tratamiento inicial debe adaptarse de forma individual basándose en factores que incluyen la gravedad de los síntomas, trastornos coexistentes, la experiencia de un tratamiento previo y la preferencia del paciente. Las opciones pueden incluir la farmacoterapia, psicoterapia, terapia electroconvulsiva (TEC), la estimulación magnética transcraneal (TMS) o la terapia de la luz. Los medicamentos antidepresivos se recomiendan como una opción de tratamiento inicial en personas con depresión mayor leve, moderada o severa, y se debe dar a todos los pacientes con depresión grave a menos que se planee una terapia electroconvulsiva (TEC).164​
El diagnóstico debe realizarse mediante entrevista clínica y no ser derivado únicamente de cuestionarios. Deberán emplearse técnicas específicas, tanto verbales como no verbales, debido a la existencia de limitaciones cognitivas y de verbalización en este grupo de edad. Así, los niños más pequeños pueden tener dificultades para reconocer algunos síntomas o para comunicar sus ideas y pensamientos, lo que podría impedir un correcto diagnóstico. Para completar la evaluación psicopatológica, es imprescindible la información aportada por los padres y por el entorno escolar.
Amanda Todd hoy podría seguir disfrutando de su adolescencia, si no fuera porque nadie quiso escucharla y sus pares se sintieron con el derecho de lastimarla, sin darse cuenta de que al hacerlo, dejaban abierta la posibilidad de que cualquier de ellos u otros jóvenes, se conviertan en víctimas del ocioso placer de juzgar sin tregua, al grado de no importar si orillan al suicidio.
En el caso de algunos adolescentes, la depresión es tan grave que se necesita una estancia hospitalaria, especialmente si existe el riesgo de que el adolescente se dañe a sí mismo o lastime a alguien más. El tratamiento psiquiátrico en un hospital puede ser útil para que el adolescente se tranquilice y se encuentre a salvo hasta que los síntomas puedan controlarse mejor.
Tenga en cuenta: Nuestras pantallas son solo para adultos. Al hacer clic en una de las siguientes pantallas, usted reconoce que la pantalla no es un instrumento de diagnóstico y sólo debe ser utilizada por usted si tiene 18 años o más. Le recomendamos que comparta sus resultados con un médico o proveedor de atención médica. Mental Health America Inc., patrocinadores, socios y anunciantes declinan cualquier responsabilidad, pérdida o riesgo incurrido como consecuencia, directa o indirectamente, del uso y aplicación de estas pantallas.
×